miércoles, 27 de abril de 2011

La crónica virtual

Enlace: http://www.lacronicavirtual.com/index.php/cultura/20019-memorias-de-un-joven-agridulce


Memorias de un joven agridulce

Anecdotario Shoyu” es el próximo trabajo del dibujante alicantino Ulises Ponce. Se trata de un cómic de mirada costumbrista que relata hechos autobiográficos con un punto de melancólica ironía. “Anecdotario Shoyu” es la consecuencia de un personaje nacido de una tira cómica virtual que el propio Ponce tenía en su blog. La editorial granadina “El batracio amarillo”, apéndice de una revista sardónica, publicará quinientos ejemplares de este tebeo con influencias de Jan y Liniers.

NACHO ALTED. Alicante / 26 de abril de 2011

“Anecdotario Shoyu” sigue esa veta que abrió el cómic publicando en la prensa páginas autoconclusivas que narran las miserias y las alegrías cotidianas de un personaje tirando a agridulce y melancólico. En este caso, las vivencias del protagonista están basadas en el día a día del propio autor. “Anecdotario Shoyu” es un tebeo autobiográfico del dibujante alicantino Ulises Ponce, que plasma en las viñetas su rutina con un punto de humor lánguido.

“Anecdotario Shoyu” no pretende ser un retrato generacional. Está protagonizada por un joven de vida monótona y austera con el que se podrían identificar muchos lectores de la misma edad, pero tal y como explica Ulises Ponce no hay ningún análisis sociológico detrás. “Son anécdotas surgidas principalmente en un entorno doméstico. De cualquier hecho insignificante puede surgir una escena cómica. He intentado ilustrar un dietario sin ficcionalizar mucho el contenido para que la historieta tenga la mayor verosimilitud posible”, explica el autor.

Los dibujos de este tebeo que se publicará el próximo 5 de mayo tienen un predecesor virtual. En 2007, Ulises Ponce, cansado de la ingratitud y la censura de algunos periódicos, comenzó a subir las historietas de su nuevo antihéroe en su blog personal. Así fue como comenzó a fraguarse la tira “Shoyu”, palabra que en japonés significa salsa de soja, un condimento que, como el protagonista del tebeo, sirve para todo, para un roto y un descosido. Y es que el propio Ponce lleva una vida de pluriempleado. Dibuja por la tarde y ejerce de administrativo por la mañana, y en medio de todo eso se ha especializado en trabajos y colaboraciones artísticas de factura artesanal que muchas veces no llegan a buen puerto. En el fondo es un idealista con un montón de fanzines a sus espaldas que ansía una buena oportunidad.

Con “Anecdotario Shoyu” por lo menos ya verá recompensado parte de su esfuerzo. A través de la editorial “El batracio amarillo” se editarán quinientos ejemplares de un trabajo que será presentado en Granada y Jaén.
Para la ocasión, Ulises Ponce se ha decantado por un dibujo de línea clara coloreado con acuarelas, alejándose de la comodidad de las nuevas tecnologías. En este sentido se nota mucho la influencia de artistas como Jan y Liniers. Digamos que Ponce coge el trazo del dibujante español y la forma de narrar del argentino. El Ulises ficticio posee la nariz de Superlópez y los bocadillos de la serie Macanudo.

Las ilustraciones de “Anecdotario Shoyu” van acompañadas de textos minimalistas, se trata de generar un tipo de humor blanco y hasta inocente con el que se intenta sugerir y no tanto demostrar. Se busca más el matiz que la rotundidad. En las cuarenta páginas del cómic no hay crítica mordaz. Son reflexiones livianas sobre una vida donde las mayores emociones proceden de la cotidianidad, sobre una existencia donde todo gira en torno a una triada casera: una pareja estable, una familia escasa, y los silencios de un gato.

2 comentarios:

Luy dijo...

Me alegro por tí, da gusto ver que dan oportunidades a la gente con talento, aunque eso de que te llamen joven agridulce no se como asimilarlo XD

UPL dijo...

Me he lamido el brazo, y no está equivocado. Muy agridulce. Slurp.